Única risa; tuya, mía, nuestra, vuestra; la risa

20 Sep

Ella mordía dos rodaja de sandía y reía ríos de fresa mientras los hilos del verano desaparecían tras el viejo limonero. Él soplaba las velas con la nariz, mientras hundía la risa de sus dientes en la densa nata de su tarta de chocolate. Nadie detenía la carcajada en un juego en el que los pies resbalaban en la arena de una playa al intentar esquivar las manos en busca de la caza. Ellos empapaban las sábanas mientras gritaban abrazados en un solo aliento el placer de sus exhaustas risas. Saltaron aullando como locos. Parar sin descanso volar sobre lo que ya era una única risa; su risa; tu risa; mi risa; nuestra y vuestra risa; la risa.

20120920-223956.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: